10 pruebas de que estar enamorado y amar de verdad NO ES LO MISMO

Virales 5074 Visitas

En los tiempos que corren, debido a la creciente popularidad de la superficialidad, muchas veces terminamos creyendo que el enamoramiento equivale al amor. Por más que pueda parecer lo contrario (ya que reconocerlo a veces puede doler, mientras que seguir ilusionado es mucho más fácil), no es nada cierto, y esta publicación te ayudará a entenderlo. Si quieres saber en qué consisten las diferencias entre estar enamorado y amar a alguien, aquí encontrarás todas las respuestas.

1. Posesión

Todos los que alguna vez han estado enamorados, de seguro admitirán que el enamoramiento supone un gran deseo de formar parte de la vida del objeto de nuestros sentimientos. Cuando nos volvemos locos por otra persona, opinamos que es tan única y maravillosa que tiene que entrar en nuestra vida y enriquecerla. El amor en sí, en cambio, no necesita sentir que somos «dueños» de otra persona.

1

2. Necesidad

Cuando nuestros sentimientos se fortalecen y el enamoramiento se va convirtiendo en el amor, empezamos a darnos cuenta de que necesitamos que nuestro ser más preciado nos es necesario. Y no es porque queramos apropiarnos de ella, sino que sentimos el deseo de regalarle algo de nosotros mismos y de nuestra vida. Cuando el amor es sincero, consideramos que nuestra «otra mitad» es digna de entrar en posesión de nosotros mismos y nuestro futuro.

2

3. Exaltación

Los enamorados parecen siempre estar en las nubes. Lo hacen todo a mil por hora, tienen mucha energía y encuentran fuerzas en la acción de pensar sobre el objeto de sus sentimientos. Ya que el organismo de una persona loca de amor produce toda una mezcla de hormonas de felicidad, cuando nos toca enamorarnos por lo general no queremos que esto termine.

3

4. Asentamiento

El amor, a su vez, se caracteriza por momentos o períodos de exaltación sentimental, aunque más que con las emociones tiene que ver con los sentimientos. Aunque amando a otra persona no nos sentimos como si flotáramos en el aire sin parar, la tenemos presente en todo lo que hacemos y nos sentimos seguros de dicha sensación. También queremos lo mejor para ella y tenemos ganas de cuidarla, sabiendo que lo demás sólo son cosas adicionales.

4

5. Apuntamiento

Ya que, estando enamorado, estás apuntando a un objetivo, sientes una insaciable necesidad de ir a por más. Esto se manifiesta con las ganas de estar siempre con esa persona tan especial, pasar todo el tiempo posible en su compañía y conocerla mejor hasta poder ir formando una relación cada vez más seria y duradera juntos. Una vez más, sólo es un prefacio para una etapa mucho más bonita.

5

6. Calma

Cuando el enamoramiento le cede el paso al amor de verdad, se desvanece la necesidad de ansiar cada vez más: el objetivo al que hemos estado apuntando durante tanto tiempo queda conquistado y… Esto es lo que con frecuencia asusta a las parejas que creen que acaban de perder algo valioso, al no poder seguir avanzando. Amar significa entender que la otra persona como tal es todo lo que uno necesita, y tener ganas de reforzar la unión con ella a costa de lo que sea.

7. Importancia

No es ningún secreto que enamorarse sea mucho más simple y menos problemático que amar. Aunque te parezca que tu ser querido de importa más que cualquier otra persona, puede que esto sólo sea el efecto provocado por los hormonas… Y puede desvanecerse con el tiempo. Por más duro que suene, incluso los príncipes azules tienen defectos, aunque estos no se ven en la primera etapa de la relación.

7

8. Preocupación

Cuando termine el enamoramiento y empezamos a sentir el amor puro hacia nuestra otra mitad, no tenemos que estar todo el tiempo pendiente de ella y no tener que estar pensando en lo que hace sin parar, aunque sí, nos preocupamos por ella más de lo debido. Curiosamente, por lo general ni siquiera nos damos cuenta de la fuerza de nuestro amor hacia esta persona, hasta que tengamos que separarnos de ella o perderla.

8

9. Desamor

Cuando estás enamorado, a pesar de lo que sueles creer, puedes terminar desilusionado y decepcionado con otra persona. Esto pasa cuando te das cuenta de lo mucho que has idealizado a tu pareja durante todo ese tiempo, y puede llevarte a tomar una decisión definitiva. Muchas personas, al darse cuenta de ello, terminan la relación (al fin y al cabo, ¿para qué perder el tiempo con alguien que ya ni siquiera nos interesa?).

10. Perpetuidad

Cuando lo que sientes por otra persona es un amor verdadero, nunca te olvidas de ella. Por más que desaparezca de tu vida, sigue siempre presente en tu mente y corazón, y este hecho no depende de baladíes, cambios de humor u obstáculos externos. Amar de verdad es dejarse influenciar por nuestra pareja sin darse cuenta de ello, y convertirse en una persona mejor gracias a ella.

Compartir
loading...

Comentarios