Es mejor que dejes de hurgarte la nariz. De lo contrario, puede ser peligroso

Salud 16353 Visitas

Todos lo hacemos de vez en cuando. Sentimos comezón o picor y enseguida nos llevamos el dedo a la nariz. Pero ¿alguna vez te has puesto a pensar que podría ser peligroso? Te vamos a explicar por qué tienes que pensártelo dos veces antes de cazar el próximo moco…

Bacterias tan peligrosas y multiresistentes como la estafilococo áureo pueden introducirse en tu organismo. Estos gérmenes habitan en las fosas nasales, y tú las “alimentas” cada vez que te metes el dedo en la nariz.

Una complicación más: si las paredes nasales se irritan, puedes contraer una infección crónica. Con frecuencia, hurgarse la nariz puede dañar las sensibles membranas de la mucosa y provocar una infección.

También pueden formarse costras, las cuales producen más comezón aun. De esta forma, los virus, las bacterias y los hongos que tienes en las uñas se mezclan con tu flujo sanguíneo y te causan enfermedades.

¡Los sangrados nasales pueden ser muy graves porque hay cinco arterias que atraviesan la parte baja de la nariz! Además, el delicado tejido mucoso de la nariz puede tardar varias semanas en regenerarse totalmente.

¿Quién hubiera pensado que un hábito que parece tan inofensivo podría ser tan malo para la salud? Así que la próxima vez que sientas una gran necesidad de sacarte los mocos, sería mejor que usaras un clínex y te sonaras la nariz.

Compartir
loading...

Comentarios