¿TE GUSTAN LARGAS? CONOCE LOS PELIGROS Y LO QUE NO SABÍAS DE LAS UÑAS ACRÍLICAS

Salud 54033 Visitas

Antes de que digas que no son peligrosas, quiero que tomes en cuenta que si tus uñas naturales son delgadas, quebradizas y débiles, ponerte uñas acrílicas solo empeorará la situación.

No importa cuán profesional sea tu manicurista, antes de colocarte uñas acrílicas debes seguir una serie de pasos INDISPENSABLES para que este accesorio que se ve tan hermoso, no termine arruinando la naturalidad y salud de tus manos.

Es cierto que todas queremos tener manos de princesas y por qué no, usar las uñas como Rihanna o las Kardashian. Pero, podemos ser bellas sin ver tantas estrellas. Así que lo primero que debes hacer es aprender que, una vez te coloques acrílico ¡no podrás separarte de él! Ya sea por amor, por costumbre o porque no te volverá a gustar ver tus uñas naturales que nunca crecen.

Quizá al leer este post cambies de idea, toma nota a las siguientes recomendaciones ANTES de ponerte uñas postizas…

RIESGOS

Quizá creías que porque se ven hermosas y transforman nuestras manos son inofensivas, ¡pues no! Podemos pensar que se trata de algo superficial, pero tanto su colocación como su uso pueden provocar problemas por las siguientes razones:

  1. Los componentes químicos empleados (resinas, monómero o formaldehídos (…) pueden provocar inflamación, separación de la uña natural de su base (la piel), ardor, dolor, calor y alergias.

Incluso hay casos de mujeres que han perdido completamente sus uñas naturales y destruido la matriz (si esto sucede no vuelven a crecer las uñas).

  1. Si el establecimiento donde te colocan las uñas no es ventilado, es probable que inhales gases tóxicos o irritantes. Incluso para las manicuristas, este trabajo es riesgoso y puede culminar en alergias, sinusitis o neumonías.
  1. Tome en cuenta que algunos salones no profesionales utilizan una sustancia llamada metacrilato de metilo para pegar las uñas. Este compuesto causa daños graves a los pulmones al inhalarlo y a los dedos por el contacto directo.
  1. No deje que le sequen las uñas con calor. Este es un error muy habitual y un grave problema también, ya que en la colocación de la uña acrílica se emplean sustancias que pueden ser inflamables al contacto con el calor.

Si has hecho caso omiso a estas recomendaciones y decirme hacerte tu sistema de uñas acrílicas, toma en cuenta lo siguiente:

UNA SOLA MANICURISTA

Busca a una experta en la materia que no solo sepa hacer uñas bellas. ES importante que esta persona sepa del cuidado de la piel, que sea diestra en la manipulación de estos químicos y que te conozca lo suficiente como para que le importe tu salud y no solo tu dinero y propina.

¡LÍMPIALAS!

No haces nada con tener uñas largas y bellas, y que debajo estén cargadas de mugre y bacterias. Acostúmbrate a usar un cepillo de cerdas suaves, pero a la vez largas para que puedas cepillar a tus consentidas y librarlas de la suciedad que se acumula luego de comer o ir al baño ¡cuidado.

HAZTE MANTENIMIENTO

No dejes perder tu cita de belleza. Cuando el acrílico crece, va abandonando la raíz de la uña y cualquier golpecito puede terminar en un doloroso desprendimiento de tu uña, ¡sé cómo duele! Así que no puedes dejar pasar un mes sin retocarte las uñas, ya que al ir creciendo, también hay probabilidades de que se separen de tu uña natural o tenga alguna filtración que acumule humedad y te provoque un horrible hongo verde.

MUCHO DINERO

Todo trabajo merece ser bien remunerado, y el de las manicuristas no es la excepción. Antes de enamorarte de esta técnica consulta tu presupuesto, ve cuánto estás dispuesta a pagar y cada cuánto tiempo puedes pagarlo. Si tus ingresos no te dan para hacerte mantenimiento 2 veces al mes, lo mejor es que dejes crecer tus uñas naturales y aprendas a pintarlas, consentirlas y a amarlas AUNQUE ESTÉN CORTAS.

Compartir
loading...

Comentarios