OJO!!! EVITA LAVAR ESTAS TRES COSAS ANTES DE COCINARLAS, ES FATAL

Virales 4741 Visitas

A veces, por costumbre o porque creemos que estamos haciendo lo correcto, nos equivocamos al manipular los alimentos dejando el camino libre a las bacterias para que contaminen todo a nuestro alrededor y nos enfermen.

Desde pequeños nos dicen: ¡lávalo antes de comerlo!, y vemos a nuestras madres que todo lo lavan. Es cierto que algunas cosas como el borde de la lata de gaseosa debemos lavarla antes de consumirlas, sobre todo si lo hacemos directo de la lata, es decir, sin sorbete o pitillo. También los vegetales, aunque sus cáscaras se puedan comer, como la papa, por ejemplo.

Sin embargo, existen otras cosas como las que te vamos a presentar a continuación, queNO las debes lavar:

1.- El pollo

La mayoría de las personas piensan que deben lavar el pollo antes de cocinarlo para deshacerse de las bacterias que puedan estar presentes, sin embargo, esta es una práctica totalmente equivocada.

Cuando colocas el pollo debajo del grifo o en agua, esa agua se plaga de las bacterias que habitan este tipo de carne.

Estas bacterias, que son totalmente invisibles al ojo humano ahora están fuera de control; en la mesada, en la tabla, en cualquier lugar en el que esa agua haya salpicado y en todas las superficies que hayan entrado en contacto.

Una de las bacterias más comunes del pollo es la salmonella y es la responsable de enfermar en especial a los niños.

Esta infección puede presentarse con síntomas que incluyen diarrea, fiebre, y calambres abdominales. Esta enfermedad se produce entre 12 y 72 horas después de que la infección se haya producido (es decir, de que la persona haya sido expuesta a la bacteria), y la enfermedad dura entre 4 y 7 días.

El tratamiento tardío o inadecuado de esta afección, puede terminar por cobrar vidas. Evita contraerla hirviendo el pollo a una temperatura de 165 grados F. De acuerdo con estudios publicados, el 47% de las personas que lavan el pollo resultan afectadas con esta infección.

2.- Los huevos

Cuando los huevos son procesados antes de ser puestos a la venta, son cubiertos con una capa protectora (y no dañina para nuestra salud) que aísla a las bacterias y evita que contaminen otros alimentos.

Nunca debes lavar los huevos luego de haberlos comprado y antes de cocinarlos, ya que removerás la capa protectora.

3.- El pescado

Al igual que el pollo, el hecho de que laves el pescado crudo, no eliminará las bacterias, sino que provocarás un habiente propicio para que se desparrame por todos lados.

Compartir
loading...

Comentarios