Extirpan Implantes A Esta Mujer Y Los Medicos Quedan Mudos Con Lo Que Ven

Virales 25392 Visitas

En 2011, Anna Zigenhorn de Florida, comenzó a subir de peso sin razón aparente. Su vida pronto se transformó en un infierno.

Los especialistas no fueron capaces de descubrir la razón de su aumento de peso, hasta que evaluaron sus implantes mamarios. Ellos se sorprendieron al descubrir moho dentro de sus implantes.

Zigenhorn, madre de dos hijos, comenzó a perder su visión después de su aumento de peso. Aparte de sentirse atormentada, le empezaron a aparecer heridas en todo su cuerpo. Ella fue a varios especialistas, pero sin ningún resultado. Nadie podría descubrir la razón de su incremento de peso.

implantesLos especialistas consideraron que podría tener lupus, dolor en las articulaciones y problemas con la tiroides, pero nadie parecía encontrar la razón. Dr. Susan Kolb, creadora de “La cruda verdad sobre los implantes de senos”, aclaró la situación.

El problema se originó por el moho que apareció en los implantes de silicona. Una vez que los implantes fueron removidos, los efectos secundarios comenzaron a disminuir.

Como lo ha indicado el Dr. Kolb, la mejor manera de evitar este tipo de problema es cambiar los implantes cada 8 a 15 años.

Datos que hay que saber acerca de los implantes mamarios

implantes

Los implantes no son para toda la vida. Cuanto más tiempo los tenga una mujer, mayores serán las posibilidades de desarrollar complicaciones, algunas de las cuales requerirán más cirugía.  El paciente también puede requerir cirugías adicionales para modificar el resultado estético, como el tamaño o la forma.

Investigue el producto. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) recomienda a las mujeres revisar el Resumen de Datos de Seguridad y Eficacia (SSED por su sigla en inglés) de cada implante para conocer sus características y los rellenos utilizados.

Conozca los riesgos a largo plazo. La FDA ha identificado una posible asociación entre los implantes de seno y el desarrollo del linfoma anaplásico de células grandes (LACG), un tipo raro de linfoma no Hodgkin. Las mujeres que tienen implantes de seno pueden tener un riesgo muy pequeño pero mayor de desarrollar LACG en el fluido o tejido cicatricial alrededor del implante. Como los demás linfomas, el LACG es un cáncer del sistema inmune y no del tejido mamario.

El monitoreo es crucial. Las mujeres con implantes de silicona deben realizarse chequeos de rutina con IRM (Imagen de Resonancia Magnética) para detectar rupturas silenciosas tres años después de la cirugía y después, cada dos años.  Quizás el seguro no cubra estos chequeos.

Compartir
loading...

Comentarios