Su último deseo fue ser enterrado con su dinero y su mujer cumplió con su pedido de un modo muy particular..

Virales 3715 Visitas

El dinero, un instrumento del hombre que es totalmente incomprendido por muchos , mientras unos gastan grandes fortunas en cosas totalmente inútiles como excentricidades en sus casas como filmadoras en sus grandes piscinas, una gran  colección de coches que jamás va a usar , o fastuosas joyas  para sus mascotas, todos  bajo el pretexto de “el dinero es mío hago lo que quiero con él”no deja de significar que son un caso típico de su mal uso que se le da o de otro caso en el otro extremo , personas que no tienen absolutamente nada y el poco  dinero que obtienen lo gastan en bebidas , drogas y demás cosas que no solo son inútiles si no que causa daños irreparables en ellos, en síntesis de una forma u otra el resultado es el mismo.

El mal gasto o el acumular dinero son dos extremos del mismo palillo. Dos modos de cómo no debemos usar el dinero. Por ello cuando leí esta particular historia de un matrimonio y su ingeniosa solución que hizo esta anciana sobre el último deseo de su marido que sin titubear lo cumplio..

Avaricia y egoísmo  hermanos inseparables.

Esta es la historia de un hombre que después de toda una vida de trabajo obtuvo su retiro con una acaudalada cantidad de dinero que había podido ahorrar a lo largo de sus años.

1

Pero aquí hay una consigna entre paréntesis , el no ahorraba para lograr conseguir algo o usarlo para su retiro, simplemente era un amante de su dinero que lo ponía como primero antes que cualquier otra cosa incluso de su mujer, un simple tacaño y egoísta.

El le dijo a su mujer un tiempo antes de morir.

“Escucha, cuando muera quiero ser enterrado con todo mi dinero. Mételo en una caja y colócalo junto a mi en mi ataúd, porque quiero poder llevarlo conmigo en la otra vida”.

Ella sin titubear le dio el sí sinceramente. Hasta que finalmente  llego el dia de su partida.

1

Tuvo un sepelio común como todo el mundo, o casi todo. En el se encontraban todos su familiares cercanos y su mujer por supuesto.

2

Cuando el evento finalizó y  los asistentes estaban por cerrar el féretro , la anciana esposa les dijo a los asistentes que esperaran un momento , ella depositó una caja junto al cuerpo de su marido, luego cerraron el féretro y posteriormente fue enterrado.

3

Una amiga de la familia que conocía el particular pedido de su marido se le acercó y le dijo Ñ

“Espero que no estés tan loca como para haber puesto en esa caja todo el dinero de ese viejo tacaño”.

“Claro que sí”, respondió al instante la anciana “Soy una buena cristiana y no puedo mentir”.

“¿Quieres decir que pusiste todo en ese ataúd?“, le replicó su amiga.

“Si, todo junto como prometí”, dijo la esposa muy tranquilamente.

“Primero lo metí en mi cuenta bancaria y luego le extendí un cheque. Puede ir a cobrarlo cuando quiera”.

Compartir
loading...

Comentarios