¿Conoces al niño que fumaba 40 cigarrillos al día? ESTO es lo que pasa con él después de 8 años…

Virales 1930 Visitas

Este niño inhalando un cigarrito mientras mantiene sus extremidades sobre el volante de su camión seguramente parece una parodia bastante acertada de un conductor de camiones de edad media. Sin embargo, la fotografía de este niño no es ninguna parodia y la verdad que se oculta detrás de la imagen es mucho, mucho más inquietante. El cigarrito que puedes ver en la mano del niño no es de juguete, chocolate ni es cualquier otra imitación. Es un cigarrito de verdad y el niño de verdad lo está fumando.

Ardi Rizal es un niño que ha nacido en un pueblo pequeño de las Filipinas y durante mucho tiempo ha sido un adicto a los cigarrillos. Se hizo popular en 2010, cuando su adicción sorprendió a todo el mundo, ya que fumaba 40 cigarrillos al día.

Recibió su primer cigarro a la edad de 18 mese por parte de su padre. Ni él ni nadie otro podía predecir el calvario por el que iba a pasar toda la familia para que Ardi dejara su mal hábito.
Click en “Siguiente página” para ver el resto del contenido del post

Cuando los medios de comunicación propagaron la información, el niño fue objeto de interés de muchas asociaciones que se ocupan de proteger a los más pequeños. Por Ardi se interesó también el gobierno. De repente, a la luz salió un problema social extendido por aquella zona del mundo y que antes no se trataba de manera lo suficientemente seria. Desgraciadamente, se suelen dar casos de menores que fuman en las Filipinas.

Según los datos de la Agencia Central de Estadísticas, el 25% de los niños entre los 3 y 15 años han probado cigarrillos, de los que el 3,2% son fumadores activos. El caso de Ardi es un caso extremo que muestra un problema general de la población.

Pasados unos años y muchos esfuerzo por parte de la madre de Ardi, e incluso del gobierno (que prometió comprar un coche a la familia si Ardi dejaba de fumar), el chico abandonó el mal hábito de fumar. Desgraciadamente, no sin consecuencias.

Con el paso del tiempo, Ardi logró combatir su horrible hábito, sin embargo todavía no estaba libre de la adicción per se. El chico pasó de una adicción a otra, igual de peligrosa: la comida basura. Ardi acudió a sesiones de terapia para sacar de su mente la necesidad de fumar 40 cigarrillos al día para poder llevar la vida de un niño normal.

Durante su rehabilitación, los psiquiatras aconsejaban a la mamá de Ardi que mantuviera a su niño ocupado con diferentes juegos y diversiones para alejar de su mente la idea de fumar y de comer.

“Muchas personas le ofrecen cigarrillos, pero Ardi dice no”, comenta su madre, “Ardi dice que quiere a su terapeuta y estaría muy triste si él empezara a fumar y a hacerse daño otra vez”.

Pero por suerte, Ardi ha demostrado que es un niño con una voluntad increíblemente fuerte. Con el paso del tiempo ha logrado combatir también la necesidad de comer productos basura. Ahora es una persona libre de los cigarrillos, come saludable y los resultados son claramente visibles en la fotografía. Ahora es más feliz y más sano de lo que en cualquier momento estuvo.

No todos los días podemos ser testigos de que un niño salga de sus episodios adictivos. Todos deberíamos ver esta historia como una inspiración para sobresaltar nuestras propias adicciones con concentración y determinación.
Fuente: dailymail.co.uk / dailymail.co.uk / Youtube.com – Barcroft TV /

Compartir
loading...

Comentarios